Consulta nuestras preguntas frecuentes
0 artículos que valen 0,00€

Medios de Respaldo

Tecnologías de Respaldo: óptica y magnética

Para grabar datos en un soporte físico más o menos perdurable se usan casi en exclusiva estas dos tecnologías. La magnética se basa en la histéresis magnética de algunos materiales y otros fenómenos magnéticos, mientras que la óptica utiliza las propiedades del láser y su alta precisión para leer o escribir los datos. Vamos a explicar las características prácticas de cada una de ellas.

La tecnología magnética para almacenamiento de datos se lleva usando desde hace decenas de años, tanto en el campo digital como en el analógico. Consiste en la aplicación de campos magnéticos a ciertos materiales cuyas partículas reaccionan a esa influencia, generalmente orientándose en unas determinadas posiciones que conservan tras dejar de aplicarse el campo magnético.

Dispositivos magnéticos existen infinidad; desde las casetes o las antiguas cintas de música hasta los modernos Zip y Jaz, pasando por disqueteras, discos duros y otros similares. Todos se parecen en ser dispositivos grabadores a la vez que lectores, en su precio relativamente bajo por MB (lo que se deriva de ser tecnologías muy experimentadas) y en que son bastante delicados.

Les afectan las altas y bajas temperaturas, la humedad, los golpes y sobre todo los campos magnéticos.

La tecnología óptica de almacenamiento por láser es bastante más práctica y extendida. Su primera aplicación comercial masiva fue el CD de música, que data de comienzos de la década de 1980. Los fundamentos técnicos que se utilizan son relativamente sencillos de entender: un haz láser va leyendo (o escribiendo) microscópicos agujeros en la superficie de un disco de material plástico, recubiertos a su vez por una capa transparente para su protección del polvo.

Realmente, el método es muy similar al usado en los antiguos discos de vinilo, excepto porque la información está guardada en formato digital (unos y ceros como valles y cumbres en la superficie del CD) en vez de analógico y por usar un láser como lector. El sistema no ha experimentado variaciones importantes hasta la aparición del DVD, que tan sólo ha cambiado la longitud de onda del láser, reducido el tamaño de los agujeros y apretado los surcos para que quepa más información en el mismo espacio.

La principal característica de los dispositivos ópticos es su fiabilidad. No les afectan los campos magnéticos, apenas les afectan la humedad ni el calor y pueden aguantar golpes importantes (siempre que su superficie esté protegida). Sus problemas radican en la relativa dificultad que supone crear dispositivos grabadores a un precio razonable, una velocidad no tan elevada como la de algunos dispositivos magnéticos y en que precisan un cierto cuidado frente al polvo y en general cualquier imperfección en su superficie, por lo que es muy recomendable que dispongan de funda protectora.

En la actualidad, la gran cantidad de datos a almacenar, está haciendo que estos dos sistemas se consideren ya obsoletos, pasando a tecnologías de almacenamiento en discos duros de red que funcionan en sistemas RAID.



Inicio  |  Quiénes somos  |  Nuestras marcas  |  Ofertas  |  Novedades  |  Outlet  |  Enlaces de interés  |  Contactar  |  Aviso legal  |  Política de cookies  |  Mapa
Técnicos Integrados del Noroeste S.L. - CIF: B36296440 - C/ Duque de Rivas, 3 bajo - 36600 Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) ESPAÑA
Tel.: +34 986 565 081 - Fax: 986 565 946 - stin@stinsl.com