Consulta nuestras preguntas frecuentes
0 artículos que valen 0,00€

¿Qué es el Outsourcing?

Los equipos de trabajo, hoy se enfrentan al desafío creciente de aprovechar los beneficios de las TI (Tecnologías Informáticas), hacer más eficiente su gestión y generar ventajas competitivas diferenciadoras en el mercado. En este contexto, cada vez más las empresas están adoptando distintas modalidades de outsourcing (o externalización) de todo o parte de la función informática.

Las motivaciones para su adopción son varias:

• Permitir que la organización se concentre en el foco del negocio
• Mejorar, medir y controlar los niveles de servicio
• Acceder a capacidades y prácticas no disponibles internamente
• Reducir, controlar y reducir costos
• Reducir los requerimientos de inversión.

A partir de nuestra experiencia, estamos convencidos de sus ventajas tanto en términos de mejorar la operación de tecnología como de permitir que la función de TI dentro de las empresas pueda dedicarse al negocio, y con ello simultáneamente reducir costos. De esta forma, nuestra visión es apoyar a nuestros clientes a moverse desde una situación de "Administración de la Infraestructura", que significa que pueden tener diferentes grados de control sobre su TI, hasta una situación de "Administración de TI para los Negocios", en que las TI no sólo soportan el negocio del cliente, sino que se transforman en un verdadero motor para el desarrollo de ése negocio.

Así, el proceso de Outsourcing para una Compañía lo hemos clasificado en 5 etapas claramente definidas, las que es necesario completar para asegurar un proceso exitoso.

Estas etapas son:

1) Establecer las razones para externalizar. Las razones más comunes son: disminuir costos, mejorar calidad y eficiencia, obtener ventajas estratégicas, lograr recursos capacitados y obtener capital para inversión.

2) Comprometer recursos internos. Debe existir un compromiso real con el proceso, orientado a recolectar información fidedigna de los procesos de negocio y organizacionales (descripción detallada y costo real de la función a externalizar), designando personal con el poder necesario para ejecutar cambios (responsable interno de las TI).

3) Establecer niveles de servicio. Se deben tener claros los resultados esperados de la actividad a externalizar, así como los niveles de desempeño que requiere la implantación.

4) Preparar el impacto en los usuarios. Sopesar las expectativas de los usuarios de los servicios a externalizar y cómo se verán afectados por el proceso a la hora de tomar las acciones ante una incidencia.

5) Tomar las decisiones requeridas. Se debe utilizar toda la información recolectada para, entre otras tareas, generar la documentación necesaria, además de identificar y determinar la situación de los contratos existentes. En esta etapa se debe elegir cuidadosamente al responsable de este proceso.


Nuestro objetivo es darle a nuestros clientes la máxima seguridad de que han tomado la decisión correcta al externalizar. Por esto, nos preocupamos especialmente de formalizar contratos precisos, garantizando los niveles de calidad acordados.

La tendencia actual está enfocada a que las empresas y organizaciones externalicen la mayor cantidad de servicios que sea posible y en STIN S.L. contamos con la experiencia, metodologías, liderazgo, cobertura y solidez necesaria para que su proceso de externalización tenga éxito y continuidad.



Inicio  |  Quiénes somos  |  Nuestras marcas  |  Ofertas  |  Novedades  |  Outlet  |  Enlaces de interés  |  Contactar  |  Aviso legal  |  Política de cookies  |  Mapa
Técnicos Integrados del Noroeste S.L. - CIF: B36296440 - C/ Duque de Rivas, 3 bajo - 36600 Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) ESPAÑA
Tel.: +34 986 565 081 - Fax: 986 565 946 - stin@stinsl.com